Resumen de Preguntas antes de comenzar un sitio web

Escrito por | 01 Enero 2015 | Publicado en Enero 2015
Cuando comenzamos un sitio web y no conocemos al cliente, debemos realizar una serie de preguntas que tendremos que tomar nota, analizar, y todo esto nos dará el punto de partida así el desarrollo del sitio a realizar llegue a buen puerto, siempre piensen que encontrar un cliente no es sencillo, pero aún más complicado es mantenerlo en el tiempo, y para ello lo debemos conocer a fondo.
Resumen de Preguntas antes de comenzar un sitio web Andrea Kekan

1. ¿Qué necesitas que realice tu sitio web (o por qué quieres rediseñar el sitio)?

Así nos dará un panorama de todo lo que debemos realizar, cuáles componentes y módulos necesitaremos, y tendremos un panorama general de lo que realizaremos.

2. Por favor, en algunas frases describe tu empresa o organización.

De esta forma tendremos algunas frases y notas para nuestras páginas. Aunque no seas una/o secretaria/o profesional, toma nota: la información que recolectes siempre resulta útil.

3- Cuáles son los puntos donde tu empresa se distingue de los demás?

Tal vez se quede pensando, pero motivalo a que te de algunos puntos y toma nota siempre.

4. ¿Cuáles son los puntos en donde tu empresa le da solución a los problemas de los clientes?

En esta parte por lo general sacaremos alguna información ya que les gusta relucir sus virtudes a solucionar problemas.

5. ¿Existe algo especial o destacado en tu carrera profesional que ayude a distinguirse frente a la competencia?

En esta pregunta lo que trataremos de sacar es información importante de nuestro cliente, por ejemplo si el es un médico, y a operado a gente famosa, o realizado exposiciones etc, estas cosas son importantes para destacarse en el blog, a la gente siempre le gusta leer y interiorizarse de cosas que nuestro cliente haya realizado.

6. ¿Por qué crees que te deberían elegir, y no elegir a la competencia?

En internet, la competencia está a sólo un clic de distancia. De esta manera descubriremos cuáles son las fortalezas que el cliente cree tener, y para así hablar de los sitios web que son competencia, con los que nuestro trabajo será comparado inevitablemente.

7. ¿Tu empresa ya utiliza lemas o eslogan que describa tu oferta de servicios y las ventajas que aporta elegir tu negocio?

Si lo tiene, bien. Si no, podemos desarrollar alguno que nos sirva como referencia.

8. Por favor, describe a tus clientes potenciales, con especial atención a:
- edad
- género

Si tu cliente son empresas, ¿cuál es el perfil de esas empresas a las que quieres dirigirte?

9. ¿Cuál es tu presupuesto para este proyecto?

No debe sorprenderte que no te respondan. Hay gente que realmente no sabe cuánto puede o debe dedicar al diseño de un sitio web. O quizá prefieren esperar a que tú le des un precio de referencia, para no pasarse… En cualquier caso, te corresponderá llevar la iniciativa. Debes fijar un precio o una tarifa. Es muy fácil que al cliente le parezca demasiado elevada. No pasa nada. Tienes que trabajar con aquellos clientes que están dispuestos a pagar lo que es justo.


10. ¿Quiénes son los que toman las decisiones en este proyecto? ¿Cuál es el tiempo medio para la toma de decisiones?

Lo ideal es que puedas tratar directamente con la persona que decide, y no con un portavoz de un portavoz… Así evitarás filtros, malentendidos, y semanas de espera.

11. ¿Cuánta gente va a estar involucrada en el proyecto? ¿Cuál es su papel y su responsabilidad? ¿Tenes un diseñador?

No sería extraño que te tocase trabajar con una especie de “comité” de empresa, formado por varios profesionales. Lo importante es que seas consciente de ello antes de empezar, que las funciones están delimitadas y, sobre todo, que tengas una única persona de contacto. De lo contrario, te volverás loco con tanto interlocutor.

Si es cierto que hay un jefe de sistemas, entérate de cuál es su nivel de conocimientos y experiencia, para saber a qué atenerte.

12. ¿Cuál es el plazo de entrega del trabajo?

Aquí comienza la lucha para “educar” a tus clientes sobre el tiempo que se tarda en realizar bien un trabajo. A pesar de tus explicaciones, es muy posible que tengas que ir a toda velocidad pero, por lo menos, que el plazo de entrega esté claro para ambas partes y, sobre todo, que esté muy claro qué es lo que hay que entregar. Si lo que exigen es imposible, no aceptes. Acabará mal seguro.

13. Dame una lista con cinco sitios web que te gustan. ¿Por qué te resultan atractivos?

Al final, esta es una de las preguntas más sencillas de responder para el cliente. Muchas veces, te darán bastantes más de cinco enlaces, con explicaciones incluidas. Este sigue siendo un método bastante útil para saber qué buscan desde el punto de vista del diseño, ya que está basado en ejemplos reales y concretos. Aunque puede que esas elecciones no sean las que más convienen para su negocio…

14. ¿Has “analizado” los sitios web de la competencia para descubrir qué es lo que NO quieres en tu sitio web?

A veces, la mejor manera para orientarse es saber qué es lo que no le gusta al cliente. En lo sitios web de la competencia seguro que puede encontrar unas cuantas “malas prácticas”.

15. ¿Qué tipo de contenidos NO quieres que aparezcan en tu sitio web?

Se trata de definir, por descarte, el tipo y el tono de los contenidos: más o menos agresivos, muchas o pocas imágenes, de qué tipo, etc. Es una manera sencilla de no meter la pata.

16. ¿De dónde van a salir los contenidos del sitio web? ¿Es necesario actualizarlos? ¿Cada cuánto? ¿Quién se va a encargar del mantenimiento?

Si hay alguien que se va a encargar de proporcionar los contenidos, debes saber quién es, y cuándo tiene previsto entregarlos. Si el cliente prefiere que te encargues tú de todo, puedes asociarte con un copy (redactor) para completar un servicio de calidad. Si consigues hacerte con el mantenimiento, el proyecto puede dar más de sí de lo que te esperabas.

17. ¿Tienes un logotipo?

Si no existe, este es un trabajo extra que puedes realizar para tu cliente.

18. ¿Tienes previsto realizar ventas online? Si es así, ¿cuál es el producto o servicio que vas a vender? ¿Cuántas unidades tienen previsto vender?

Si el cliente decide realmente meterse en el mundo del comercio electrónico, la cosa cambia. Hay que planearlo todo desde el principio, para encontrar la plataforma adecuada, desarrollar el pago con tarjeta, etc. Hay que tenerlo en cuenta para realizar la programación. Y también el diseño se ve profundamente afectado: habrá flujos de compra, pantallas de ayuda, y muchas otras cosas típicas de las transacciones online.

19. ¿Cada cuánto tiempo vas a dedicar a responder a los correos de los clientes y posibles clientes? ¿Una vez al día? ¿Varias veces al día?

Debes explicarle a tu cliente que es imprescindible responder correctamente y a tiempo a los usuarios que solicitan información, piden presupuestos, hacen sugerencias, o lo que sea.

20. Si tuvieras que buscar tu sitio web en Google, ¿que palabras y qué frases te gustaría utilizar para encontrarlo? ¿Cuáles de esas palabras consideras que son más importantes?

Todo el mundo quiere que su empresa aparezca la primera al introducir un montón de palabras clave, pero eso no es posible. Intenta que la lista no pase de 5 palabras clave. Y luego busca a un buen experto en SEO.

21. ¿Tienes pensada alguna estrategia -aparte del posicionamiento en buscadores- para dar a conocer tu sitio web?

La estrategia de marketing no tiene porqué ser muy complicada, ni muy costosa, pero lo que está claro es que conviene elaborar algún tipo de estrategia para darse a conocer y mejorar, de paso, el posicionamiento en buscadores iría mejor.

Puede ser algo tan sencillo como anunciarse en Google durante un tiempo, para ver qué tal funciona, si los clientes llegan y si acaban comprando.

22. ¿Cuáles son los parámetros que quieres considerar para medir el éxito del sitio web?

Tu cliente quizás no lo sabe, pero utilizando programas de analítica web -tipo Google Analytics- hoy somos capaces de medir con gran exactitud el impacto de todas nuestras acciones: el número de visitantes que llegan al sitio web, cuánto tiempo se quedan, qué contenidos visitan, de dónde proceden, etc.

23. ¿Estás dispuesto a realizar modificaciones y a mantener el sitio “vivo”?

Se acabó lo de construir un sitio web y dejarlo abandonado. Con los datos obtenidos tras el análisis podemos realizar cambios para aumentar el tiempo que el cliente pasa en nuestro sitio web, y para mejorar el porcentaje de conversión. Podemos buscar, además, métodos para ir refrescando y actualizando los contenidos del sitio web. Un blog, o un canal activo de Twitter, pueden ser las mejores opciones para mantener el sitio vivo.

24. ¿Cuál es el plazo para obtener resultados?

Es la mejor manera de saber si tu cliente es del tipo impaciente, o si está dispuesto a desarrollar una estrategia de mediano plazo con tal de alcanzar sus objetivos.

25. Recomendación final, una de las cosas que más me sirvio últimamente es ir directamente a la empresa o negocio de mi cliente y sacar fotografías, esto me da un panorama de los colores de su preferencia, si le gustan las cosas demasiado ordenadas, y me da un imagen general de mi futuro cliente.

Siempre cada caso es particular pero estas preguntas que fuí recolectando siempre ayudan a resolver todas las dudas del inicio de un proyecto.

Visto 9219 veces Etiquetado como Spanish, Administrador