Joomla! y el Emprendimiento

Escrito por | 01 Agosto 2013 | Publicado en Agosto 2013
Hace una semana tuve la oportunidad de asistir a una universidad a dar una conferencia acerca de la presencia en internet y redes sociales para emprendedores, la conferencia se llamó “Plataformas web para emprendedores o Cómo tener presencia en internet sin morir en el intento”.

La sala de la conferencia estaba llena, lo que demostraba el interés de los emprendedores por conocer y aprender más del tema. Fue un verdadero gusto y un placer ver como en tiempos de crisis como el actual, las personas han visto la oportunidad de esto y se han atrevido a desarrollar sus ideas y abrirse un nuevo camino. Pero de la misma forma en que se manifestó esta alegría, observé con preocupación como existe un tremendo desconocimiento respecto al uso de la tecnología web en el emprendimiento, tanto del uso de las redes sociales como de la casa virtual de la empresa en internet, es decir, su propia web.

Frente a esto, comencé a preguntar inmediatamente las razones por la que esto sucedía y en general la respuesta fue más bien similar... Por un lado el desconocimiento y por otro lado el alto costo que ello implica.

El usuario, sobre todo cuando no tiene afinidad con temas de tecnología mira con cierta reticencia la presencia web, no está seguro de sus reales alcances. Luego de la conferencia, algunas personas se acercaron a hacer preguntas y a contar sus experiencias, me sorprendió que muchas nunca habían sido “asesoradas” al respecto, usualmente llegaba alguien a su negocio y les ofrecía una “página web” por determinada cantidad de dinero, pero luego de eso no había más garantía al respecto. Preguntas del tipo ¿Qué es lo que necesito?, ¿Por dónde debo comenzar?, ¿Cuáles son los primeros pasos que debo dar? y un largo etc. me hicieron pensar en cómo estamos realmente ofreciendo nuestros servicios a este segmento de potenciales clientes.

Diferente es cuando nosotros tenemos nuestro sitio ofreciendo servicio de desarrollo, gestión y administración web y el cliente nos contacta, usualmente este cliente ya tiene una idea de lo que está hablando, maneja cierto margen de precio, ya tiene un presupuesto relativamente asignado y está dispuesto a contratar el servicio, pero... ¿Qué pasa con aquellos a quienes nosotros debemos crearle la necesidad de venderle nuestro servicio?

Hice una consulta rápida a nuestros colegas por Facebook en el grupo Joomla! en español y me encontré con que de aquellos que respondieron, es casi la misma cantidad de aquellos que participan de una organización de emprendedores que de aquellos que no lo hacen.

pyme1

¿Qué importancia tiene el pertenecer a una organización de ese tipo?

¡Mercado! El pertenecer y participar activamente de una organización local de emprendedores te abre un nuevo mercado, un mercado local al que las grandes agencias de desarrollo no llegan, es un segmento que tiene el potencial para entrar a internet y aumentar significativamente su ingreso, pero no tienen la asesoría correcta ni la indicada.

Una vez terminada mi conversación con aquellos asistentes que se quedaron a hacer preguntas, me puse a elaborar esta lista de preguntas que son las que más frecuentemente me realizan los distintos tipos de emprendedores. Estoy seguro que has escuchado más de alguna de ellas y si no, sin duda que te servirán para abrirte camino dentro de este segmento.

¿Qué debo ofrecer?

Basado en las conversaciones que he sostenido con diferentes emprendedores he aprendido que muchos no manejan el vocabulario frecuente de nuestra actividad, no saben qué es un dominio, que es el hosting ni diferencian entre sitio o página web. Basados en esto, te recomiendo que ofrezcas el producto completo, Dominio, Hosting y desarrollo de la Web, hablándole al cliente de forma simple, usando palabras simples y fáciles de entender, que no le causen ni miedo, ni confusión.

Usualmente la mayoría de nosotros posee un proveedor de hosting que nos da reseller, lo que nos permite gestionar nuestra cuota de hospedaje, no ofrezcas grandes capacidades de almacenamiento ni tampoco un servidor dedicado, usualmente el emprendedor local no necesita esas características, puesto que sus visitantes no serán muchos simultáneamente. En cambio preocupate que su sitio pueda ser visualizado correctamente desde cualquier parte del mundo, nunca se sabe cuando aparezca un potencial cliente desde la zona más extraña.

Cuando le hables de su dominio, hablale de su “nombre en internet”, será más fácil que te comprenda acerca de lo que le estás diciendo. No lo confundas con diferentes términos como el nombre del dominio de nivel superior, la url, etc. al contrario, simplificalo analizando tu mismo la mejor opción, ¿es el “.com” necesario?, ¿le sirve un “.net”? o satisface su necesidad simplemente un dominio localizado.

Respecto a la “página web”:

Desconozco si será frecuente en el mercado hispanohablante, pero después de diversos encuentros, reuniones y conversaciones, siempre debo terminar explicando la diferencia entre página web y sitio web. En lo personal, aunque el cliente me mencione 100 veces la página, yo le respondo las 100 veces haciendo mención al sitio. Sin darse cuenta terminan adoptando el concepto y te va facilitando el ir explicando tu trabajo en el mismo.

El microemprendedor local pocas veces tiene un conocimiento avanzado de informática, usualmente solo saben usar el correo electrónico, ver redes sociales y escribir una cotización por MS Word. Frente a esta realidad debes preguntarte, al momento de ofrecer tu servicio, si este cliente tendrá la capacidad de mantener actualizado el sitio web con sus últimos productos o servicios o será otro de los tantos sitios web creados que quedan ocupando espacio en la web sin que sean de utilidad. En caso que el cliente no tenga la capacidad, piensa detenidamente en la posibilidad de crear un plan de mantención mensual, correctamente estipulado a través de un contrato en el que quede claro cuál es tu compromiso al respecto. Una actualización semanal, una actualización mensual o recarga de productos o fotografías a veces son más que suficientes para un cliente y mantiene su sitio actualizado y tu como administrador te aseguras que el sitio que muestras en tu portafolio se mantenga dentro de lo que estás ofreciendo.

Respecto al cobro:

Este es un tema sensible, pues en nuestra región varía notoriamente de país en país debido a las diversas realidades socio políticas que vivimos como región. Aún así, si estás trabajando seriamente en el mercado del desarrollo web, el ideal sería que ofrecieras a ese emprendedor una factura respecto a tu servicio. De esa forma el emprendedor puede demostrar el gasto y tu puedes acreditar tu ingreso, como también darle una seriedad al acuerdo que están cerrando.

Me ha tocado ver en varias oportunidades, emprendedores que no cuentan con el dinero suficiente para hacer un negocio con nosotros de manera inmediata. Pero a la vez tu te das cuenta que necesita tener presencia en la web en el menor tiempo posible, en ese caso, plantea tu mismo una forma de pago, un sistema de crédito directo. El emprendedor confía plenamente en quién deposita su confianza en él, después de todo recuerda que están hablando entre emprendedores. Evalúa la posibilidad, ante la falta de recursos del cliente, de venderle el sitio en un par de pagos acordados o si tienes la opción, de ofrecerlo vía tarjeta de crédito. La experiencia me ha enseñado que, a diferencia de la empresa ya establecida con algún tiempo, con el emprendedor el sistema del 50% de anticipo y el 50% contra entrega o del 33% en 3 etapas como España, no funciona.

Si el emprendedor necesita que además el sitio sea gestionado por ti en los periodos de tiempo previamente acordados, cobra una cuota de inicio y la diferencia del sitio distribúyela junto a la mantención, le aliviarás la carga al cliente y tú irás creando “un colchón” de ingreso fijo mensual.

Siempre recuerda que tu mejor vendedor será siempre un cliente satisfecho. En la medida que lo hagas de acuerdo a los plazos acordados previamente, le des la solución que el cliente necesita y le asignas un precio justo para ambas partes por el trabajo realizado, tu cliente hablará de ti con orgullo, como un amigo, a sus conocidos y contactos y de vuelta, tus clientes comenzarán a aumentar paulatina y sistemáticamente.

También ten presente que el mejor ejemplo de emprendimiento eres tu mismo, emprende seriamente, hazlo bien frente a tu cliente y a medida que estos vayan aumentando, podrás vender tu propio servicio como caso de éxito, hablarlo a la comunidad local y sin lugar a dudas, que dentro de la misma, te convertirás en el corto o mediano plazo, en un referente al momento en que los emprendedores necesiten tomar una decisión.

Visto 2592 veces Etiquetado como Administrador, Spanish